10 cosas que debes considerar cuando vas a emprender

Así que tienes ya esa increíble idea, habilidad y convicción de poder servir a un mercado insatisfecho, y te atrae la posibilidad de ser independiente y ser tu propio Jefe.

BIEN iniciarás un camino que no sin algunos tropiezos promete ser una aventura de vida increíble y la posibilidad de trascender a través de la generación de riqueza para ti y para muchos más que trabajen contigo.

Algunas cosas que debes tomar en cuenta son las siguientes.

 

1. Escribe un Plan de Negocio.

No es cosa de escuelita, ni porque te lo pida el banco para poder prestarte dinero. Es un documento que te lleva a CLARIFICARTE en lo que quieres y buscas, y que te servirá para iniciar y te acompañara durante toda la vida del proyecto. Tendrás muchos beneficios de hacer el ejercicio, desglósalo en pequeñas partes como vas a vender, como vas a operar, costos etc. Te ahorrara algunos malos pasos al inicio y te situara en un punto más solido para comenzar.

 

2.  Rodéate de personas que te puedan aconsejar.

No hay necesidad de jugarle al llanero solitario, existe una infinidad de recursos en línea (aquí encontrarás muchos) y una infinidad de gente y programas de gobierno y privados que están a tu servicio y que te acelerarán en el proceso de hacer las cosas bien desde el inicio.

 

3. Ten mucho cuidado y atención en seleccionar la ubicación de tu negocio.

En el mundo del Retail dicen que las tres cosas más importantes del negocio son 1. La ubicación. 2. La ubicación. 3. La ubicación.

Es muy importante y hay muchas variables que debes considerar, zona económica, competencia, acceso, distancias, permisos, etc.

 

4.  Entiende las opciones que tienes para financiar el inicio de la operación. Es importante contar con los recursos necesarios para llegar al punto en donde puedes comenzar a tener el flujo de dinero que te permite continuar, revisa tu capital semilla, e identifica que fuentes de financiamiento puedes obtener. Hay programas en casí todos los estados con tasas preferentes de entre 8 y 10% anual son sencillos y siempre buenas alternativas.

 

5. Define el régimen fiscal en done te conviene operar. Esto tiene que ver con si tienes socios o no, el tipo de clientes que vas a tener, la inversión incial, si tendrás empleados o no etc. Conoce y cuida muy bien tus oblicaciones con el fisco. De  lo contrario puedes terminar gastando más tiempo y dinero del necesario en tramites y resolución de conflictos.

 

6.  Revisa los requerimientos que tendrás con el IMPI (Instituto Mexicano Propiedad Industrial) para proteger tu nombre, marcas, fórmulas.

Normalmente cuando uno inicia no piensa en esto y luego te puedes llevar la sorpresa que el nombre con el que quieres comercializar ya esta tomado y tus esfuerzos hechos de mercadotecnia se derrumban, el IMPI es un organismo con reglas claras y en el que con cierta facilidad aunque con algo de paciencia; puedes hacer los tramites necesarios tu mismo.

 

7. Obten tu RFC y genera tus faturas.

Una vez establecido tu régimen fiscal, es importante que revises como vas a procesar y “llevar” la contabilidad de tu negocio.

Esto dependiendo del volumen de operación inicial puede ser más o menos importante.

Pero conozco muchos casos y me ha pasado a mí que bajo el clásico ya me ocuparé de ello cuando “pinte” dejas pasar el tiempo y resulta como comentamos en el punto 6  más caro y tardado que haberlo hecho desde un inicio.

 

8. Tramita los permisos de operación necesarios

Dependiendo del tipo de negocio que emprendas requerirás diferentes tipos de tramites desde licencias municipales hasta inspecciones de protección civil o permisos de la Secretaria de Salud. Asegurate de conocer todos los permisos que necesitas y hacer los trámites correspondintes. En nuestra sección de enlaces vienen algunas ligas a organismos que te dan información sobre este aspecto.

 

9. Contrata al personal necesario.

Es importante que cuando contrates a la gente que trabaje contigo así sea el sobrino, la prima o el vecino, tengas la precaución de conocer tus obligaciones y que ellos conozcan las suyas y tener un contrato que delimite su relación.

Te recomiendo que le pongas especial cuidado a la personas que trabajan contigo, las empresas las HACEN las personas, por lo que es importante cuidar que las presonas que te acompañen cumplan con el perfil en competencia, valores, habilidades y actitudes contigo y con el momento de tu negocio.

 

10. PREPARATE PARA FALLAR.

Aún en el remoto caso (que yo no conozco) que abras  tu negocio y desde el día uno todo sea miel sobre hojuelas, recuerda que emprender esencialmente involucra aprender, y en ese sentido cuando fallas es una buena noticia porque estás aprendiendo rápido y eso te hace más fuerte y competitivo. Así que en el estricto sentido de las cosas tu quieres que las cosas que vayan a salir mal, salgan mal rápido para poder corregirlas y crecer.

 

Mi nombre es Iván y me puedes escribir a contacto@doctormipyme.com

Y seguirme en @doctormipyme