La clave para crear estrategias por medio de prototipos

Hacer prototipos es una herramienta para mejorar progresivamente la probabilidad de un curso de acción minimizando al mismo tiempo sus costos

Publicado por Harvard Business School Publishing Corp. el Miércoles 23-07-2014 Fuente: Roger Martin

Con cada iteración, las pruebas se acercan al reino de la acción y del mercado. Foto: Especial Con cada iteración, las pruebas se acercan al reino de la acción y del mercado. Foto: Especial
Publicado por Harvard Business School Publishing Corp. el Miércoles 23-07-2014 Fuente: Roger Martin
HARVARD BUSINESS SCHOOL PUBLISHING CORP.
Los gerentes no tienen forma de predecir con certeza qué pasará con una industria y su evolución probable, con los clientes y sus preferencias probables o con sus competidores y sus respuestas probables.
Es mejor ver la estrategia no como algo escrito en piedra sino simplemente como el prototipo más reciente que está siendo probado por el mercado.
Una respuesta común a esta realidad compleja es ignorarla: los gerentes analizan la situación y hacen un plan. Pero la complejidad del mundo normalmente socava el plan tan pronto como se hace. Una segunda respuesta es bajar los brazos, declarar que la situación es demasiado complicada para tomar una decisión y adoptar alguna variante inútil de una así llamada “estrategia emergente”.
El tercer enfoque es reconocer que aunque el mundo es un lugar incierto, abdicar a decidir no es una respuesta productiva. Esta tercera vía trata la estrategia como forma de hacer prototipos.
Hacer prototipos es una herramienta para mejorar progresivamente la probabilidad de un curso de acción minimizando al mismo tiempo sus costos. Una organización produce una sucesión de prototipos para probar una idea. Después gana ideas, mejora el prototipo, lo prueba otra vez, gana más ideas y así por el estilo hasta que la idea está lista para el estreno.

El mismo proceso puede funcionar para elaborar una estrategia. Una posibilidad estratégica (un conjunto de respuestas a cinco preguntas clave: ¿Qué deseamos ganar? ¿Dónde jugaremos? ¿Cómo ganaremos? ¿Qué capacidades necesitamos? ¿Qué sistemas de administración se requieren?) de hecho es un prototipo. La estrategia puede verse como avanzar del reino conceptual al reino concreto a través del proceso de repetición de prototipos.
La primera iteración de prototipo conlleva preguntar qué tendría que ser cierto para que las respuestas iniciales a estas cinco cuestiones sean sólidas y después probar estas respuestas sin poner en acción la estrategia. Después, las respuestas pueden modificarse y mejorarse.
El prototipo refinado puede probarse otra vez, modificarse, volverse a probar, etc. Con cada iteración, las pruebas se acercan al reino de la acción y del mercado.
Conforme reciba nueva información del mercado y de sus competidores, el proceso de hacer prototipos debería continuar. De hecho, es mejor ver la estrategia no como algo escrito en piedra sino simplemente como el prototipo más reciente que está siendo probado por el mercado. De esa forma, su estrategia nunca estará fuera de sintonía con el ambiente competitivo.
Roger Martin es titular de la Cátedra de Investigación del Primer Ministro en Productividad y Competitividad y director académico del Instituto de Prosperidad Martin de la Escuela de Administración Rotman, en la Universidad de Toronto. Es coautor de “Playing to Win: How Strategy Really Works”.
#kgb